URAL

La historia de la marca rusa comienza en 1939, en el periodo de entreguerras.En 1950, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, se abrió una factoría en Ucrania para abastecer al Ejército y mientras que la fábrica de Irbitz (IMZ) quedó para la producción de versiones civiles. En los años 60 cesó la producción militar pero ya la fama de estas motos hizo que la demanda civil no permitiera que cesara la producción.






Entre 1992 y 1998 se produjo la paulatina privatización de la compañía. Esta nueva etapa se ha caracterizado por la mejora de los diseños y calidades de producción de los modelos sin perder nunca las señas de los modelos originales: estética definida, robustez y fiabilidad. Las Ural montan motores boxer refrigerados por aire, tienen cuatro velocidades y marcha atrás.



Vespa una leyenda Italiana